Previous
Next

Especialidad

Rescate en alturas (Hasta el año 2004)

Bomberos no solo apaga incendios, en estos años es sumamente necesario contar con una especialidad para resolver las diversas emergencias que acontecen en nuestra ciudad y por ende salvaguardar tanto el medio ambiente como la población. Es por ello que la historia de las especialidades de nuestra compañía comienza con el Voluntario Honorario Jorge Vidal Vargas, quien en los 90s luego de algunos viajes por la ciudad de Temuco (Donde participaba activamente en la Primera compañía), propone la idea de que se replique la especialidad de tal compañía ya que en Coyhaique no existía un grupo como tal en bomberos, moción que fue muy bien recibida por todos y que prontamente se haría realidad.
Un 18 de noviembre de 1995 se concreta un sueño, se realiza la primera capacitación de rescate en alturas con un total de 15 voluntarios aprobados, curso impartido por la VII División de Ejército y por los instructores Teniente Coronel Mario Alvarado Miranda y el Teniente Pedro Sepúlveda Fraczinet. Luego de esto, el grupo de Rescate en Alturas participó en diversas emergencias, principalmente intentos de suicidios en el sector Piedra del indio, desbarrancamiento de vehículos en Túnel Farellones, rescate de personas atrapadas, entre otras. Acudiendo con la unidad de rescate en altura de ese entonces R-1, un furgón Mitsubishi L300 adaptado para llevar todo el material necesario, que en su momento, fueron adquiridos con recursos propios a través de rifas, cuotas sociales y donaciones.

Más tarde por el año 2004 aproximadamente y debido a que la Cuarta compañía adopto la especialidad antes mencionada, entre voluntarios surgió la idea de crear un grupo humano que se enfrente a los posibles incidentes con materiales peligrosos, ya sea por transporte de ellos en las carreteras o la contención de estos por derrames de combustibles, fugas de gas u otros químicos.

Materiales Peligrosos - Hazmat

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.