NUESTRA HISTORIA

Un dia 26 de enero de 1939 y convocados por el Sr. Subdelegado, don Maximiliano Casas Barruel, se reunen en un local de la subdelegacion; en esa oportunidad asistieron el Sr. Oscar Aros, Francisco Colomes, Luis Alberto Luco, Heinz Zomow, Sr. Pedro Quintana M, Juan Antonio Mera, Casim Bus, Emilio Aleuy, Sr. Carlos Petersen, Benedicto Abufhele, Salvador Hernaez y el Sr. Miguel de Rays.

En esa oportunidad el Sr. Casas dio a conocer en breves palabras el motivo de la convocatorio e hizo ver la necesidad imprescindible de organizar una compañía de bomberos para evitar las enormes proporciones que puede tomar un siniestro en este pueblo, cuyas condiciones de defensa contra el fuego son nulas; en esta proposición fue muy bien acogida y aplaudida por los asistentes; la acertada idea lanzada por el Sr. Casas motivo  de inmediato a elegir el directorio provisorio que fue integrado de la siguiente manera:

  • Director: Oscar Aros Saa
  • Secretario: Pedro Quintana Mansilla
  • Tesorero: Benedicto Abufhele Batacce
  • Capitan: Francisco Colomes Rosel
  • Teniente 1ro: Salvador Hernaez Bravo
  • Teniente 2do: Juan Antonio Mera Mera
  • Ayudante: Emilio Aleuy

Posteriormente el dia lunes 30 de enero de 1939, fue celebrada oficialmente la primera reunión de compañía en la que se confirmo la directiva elegida en la reunión preliminar. 

En esta oportunidad se tomaron algunos acuerdos como por ejemplo el de nombrar una comisión encargada de redactar el reglamento por el cual debían regirse los destinos de la compañía. Esta comisión quedo formada por las siguientes personas:  Sr. Maximiliano Casas Barruel y el Sr. Ángel Vidal, en representación de los voluntarios, y el Sr. Oscar Aros Saa y Francisco Colomes en representación del directorio.
Otro de los acuerdos fue el poner en conocimiento de la fundación de la compañía a la intendencia, municipalidad, prensa, superintendencia de seguros y Carabineros. También se acordó solicitar a la I. Municipalidad un terreno donde la PRIMERA COMPAÑIA construiría su cuartel.

Una vez fundada oficialmente la compañía, los abnegados voluntarios de ese entonces, continuaron luchando para lograr dotar a la compañía de los elementos necesarios para el combate de ese gran enemigo que es el fuego.
Es así como el día 9 de marzo mediante donaciones de los vecinos del pueblo se obtienen algunos elementos como baldes, cadenas, tambores de 200 litros, hachas, un carro de arrastre de cuatro ruedas, un estanque de agua de 1.500 litros, fierro para bicheros y otros elementos que fueron ubicados en la escuela de hombres, la que servía de cuartel provisorio.

En el mes de marzo del mismo año la compañía se vio afectada por la renuncia del director y del Teniente Primero, el director lo hacia por cambio de residencia, mientras que el teniente 1ro renunciaba debido a que su trabajo lo mantenía constantemente fuera de la ciudad impidiéndole cumplir responsablemente. En reemplazo del director asume el voluntario Maximiliano Casas Barruel, como teniente Primero asume el Teniente 2do  Sr. Juan Antonio Mera Mera.